Escarificado y aireado del césped

Dos tareas fundamentales para cuidar el césped son el escarificado y aireado, no son muy conocidas a nivel particular pero son muy necesarias

Ambas tareas de escarificado y aireado se realizan más a nivel de superficies especializadas como son en terrenos deportivos, que a nivel particular. En el caso de jardines privados son trabajos que no se realizan, pero ambos son muy necesarios para un buen crecimiento del césped.

Muchas veces no se realizan porque no sabemos qué es exactamente, cómo se realiza, o cuándo. Desde aquí vamos a intentar dar la importancia que tienen estas dos tareas y los beneficios que aportan al césped natural.

Aireación y Escarificación Tepes Julián
Aireación y Escarificación Tepes Julián

Lo primero es definir estos dos conceptos:

  • Escarificado: Consiste en realizar de una manera superficial “arañar” la superficie del terreno. Así se romperá y podremos eliminar el fieltro que se haya formado.
  • Aireado: Consiste en realizar agujeros pinchando el terreno. Se realiza para que el oxígeno penetre en el suelo en profundidad.

Estas labores se deberán realizar en dos momentos del año, en primavera y en otoño. Se realizará todos los años el aireado, mientras que el escarificado dependerá de la capa de fieltro que tenga el jardín, nunca lo dejaremos de hacer más de dos años.

La razón por las que estas dos tareas son fundamentales en el crecimiento del césped, es para facilitar la entrada de oxígeno al terreno y mejorar la absorción de nutrientes y de riego que necesita el jardín.

Escarificado
Escarificado

Si al examinar el césped del jardín vemos que está en mal estado, lo mejor es que lo retiremos. Para reemplazarlo de una manera rápida y sencilla, nada mejor que instalando rollos de césped natural o tepes.

Los tepes son planchas de tierra con césped que se extraen de la tierra mediante máquinas especiales para su instalación en jardines tanto públicos como privados. Su instalación es muy sencilla y rápida, en tan sólo unas horas podrá disfrutar de un jardín en perfecto estado, libre de calvas y malas hierbas. Solicite presupuesto sin compromiso.

Presupuesto césped natural

El fieltro, que es lo que arrancamos en el momento de la escarificación, es una mezcla de tierra, hojas secas y raíces, que se va creando en la superficie. Como consecuencia, la tierra se va compactando cada vez más, hasta que llega un punto de compactación que impide a la planta su crecimiento.

Los problemas que acarrea la compactación del suelo al jardín son de diferentes tipos:

  • Reduce la entrada de oxígeno que las raíces de la planta necesitan para su desarrollo.
  • No absorbe bien ni el agua ni los nutrientes necesarios que la planta necesita para su crecimiento.
  • Su crecimiento radicular se ve dañado, debido a la resistencia y al aumento de densidad del suelo.
  • En el caso de existir humedad en la tierra retrasa su germinación, lo mismo ocurre cuando existe un exceso de temperatura.
  • Favorece la aparición de malas hierbas.
Herramientas básicas de jardinería
Herramientas básicas de jardinería

La tarea de escarificado se puede realizar de dos maneras, manual o con la utilización de máquinas especializadas. Su uso dependerá del tamaño del jardín que tengamos.

  • Manual, con ayuda de un rastrillo se arañará con fuerza la superficie de la tierra.
  • Máquinas escarificadoras, las cuales llevan un rodillo con cuchillas incorporado que van cortando la capa de fieltro.

Siempre debemos realizar dos pasadas, una en sentido horizontal y otra en sentido perpendicular a la primera, se entrecruzan.

Cuanto terminamos de escarificar el suelo debemos retirar todo el forraje que ha salido. Para ello, utilizaremos un rastrillo de púas flexibles y posteriormente el cortacésped. Conseguiremos que el jardín quede completamente limpio de cualquier resto.

Aireación del césped
Aireación del césped

El jardín lo veremos limpio pero totalmente desastroso, no hay problema, su aspecto se recuperará en tan sólo unos días gracias a que el escarificado es muy beneficios para el césped natural.

La aireación es otra de las tareas fundamentales a realizar, para que nuestro césped crezca correctamente. Cómo hemos dicho, realizaremos unos agujeros en el jardín de unos 7 o 10 cm de profundidad. Al igual que en el escarificado, se puede realizar de forma manual o con ayuda de máquinas aireadoras, todo dependerá del tamaño del jardín.

  • Manual, se utilizan plantillas con pinchos adaptados a los zapatos, horca de mano o un rulo. Los pinchos que llevan incorporados se clavarán en la tierra según vayamos pasando.
  • Máquinas aireadoras, llevan incorporados los pinchos en un rulo de grandes dimensiones.

Estas tareas de escarificado y aireado no son complicadas de hacer pero sí muy necesarias si queremos que nuestro césped natural crezca en perfectas condiciones.

Otros artículos de interés:

Ventajas del césped natural

Mantenimiento del césped en otoño