Archivos de la categoría Mantenimientos de césped natural

Es muy importante un mantenimiento adecuado en el césped natural, conocer que necesidades tiene en cada cambio de estación, cómo le afectan los cambios bruscos de temperatura como las heladas, para poder conseguir un jardín siempre en perfecto estado.

Con unas sencillas tareas básicas como siega, abono y riego conseguiremos que nuestro jardín siempre luzca con todo su verdor.

Cuidados que precisa el césped en enero y febrero

Mantenimiento del césped natural – Consejos

Cuidados que necesita el césped en otoño e invierno

Tipos de herramientas para el jardín

Febrero que cuidados precisa el césped

Los cuidados del césped en febrero son mínimos pero necesarios para conseguir tener en primavera un jardín en perfecto estado

El frío y las heladas dañan mucho el jardín, para ello es necesario mantener unos cuidados del césped en febrero.

El mes de febrero como el de enero son meses de poca actividad en el jardín. En enero hicimos tareas de poda de arbustos, plantas o árboles y pudimos aprovechar toda esa poda para realizar de forma casera un compost que nos vendrá bien para futuras tareas de abono que aportará al jardín los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento.

También estuvimos revisando la maquinaria y los útiles de jardinería para ir arreglando o sustituyendo los que fuesen necesarios para tenerlos preparados en los meses de más actividad.

Césped helado
Cuidados del césped en febrero

Ahora, los cuidados del césped en febrero nos centraremos en el riego, si llevamos una temporada de sequía, es necesario ir realizando algún riego, aunque todavía no sea la época de sembrar o plantar.

Este riego lo realizaremos durante las horas centrales del día, para evitar que el frío perjudique con el agua a las hojas.

Comprobar el drenaje de la tierra para evitar posibles encharcamientos que nos aportarían daños al césped y posibles plagas de insectos; también hay que comprobar el buen estado de los aspersores, para que no se quede sin regar ninguna zona.

Por lo tanto muy importante que durante el mes de febrero revisemos los aspersores para un correcto riego, como un adecuado drenaje para evitar encharcamientos.

Existe algún tipo de gusano que aguanta bien las bajas temperaturas, por eso debemos observar el jardín por si apareciese alguna zona seca o amarillenta, si fuese así debemos aplicar un fungicida de contacto y/o penetrante.

Si en el jardín apareciese musgo hay que quitarlo, para ello se aplicará un sulfato de hierro y regaremos. Cuando se haya secado habrá que retirarlo con un rastrillo y lo más probable haya que resembrar esa zona.

Para ello o bien realizamos tareas de resiembra o bien instalamos rollos de césped natural o tepes en las zonas afectadas.

Instalación de tepes

Esta última opción es la más aconsejable, ya que podemos poner los tepes del tamaño que necesitemos porque son fácilmente recortables con un cuchillo afilado o un cuter. Así en pocas horas volveremos a tener un césped en perfecto estado y con poco esfuerzo.

A la hora de segar debemos dejar una altura un poco más alta de lo normal para que las raíces no sufran con los fríos que pueda traernos el mes de febrero.

Otros artículos de su interés:

¿Que son los tepes?

Instalación de tepes de césped natural

¿Cómo elaborar compost de forma manual?

Abono para césped

Para un buen crecimiento y desarrollo de la planta es necesario un abono para césped

Los cuidados básicos del jardín para mantenerlo en perfecto estado son: la siega,
abono para césped y regar. Estos básicos cuidados nos darán el éxito de un césped en
buen estado.

Un adecuado abono para césped debe contener cantidades de nitrógeno, fósforo, potasio,
magnesio, azufre, boro, hierro, manganeso y zinc, todas ellas sustancias necesarias
para el buen desarrollo radicular y crecimiento de la planta.

 

Abonos Tepes Julián
Abonos para césped Tepes Julián

Todas estas sustancias las va asimilando el césped de forma prolongada durante todas
las fases de su crecimiento, dando al césped un aspecto tupido y sedoso.

Oferta Especial: Saco de 25 kg. Fertilizante complejo con microelementos, ideal para
el mantenimiento del césped, a un precio de 49,98 €. Iva y Transporte incluidos en el
precio.

Abono complejo
Abono para césped

Durante los meses de marzo a noviembre, deberemos realizar un abonado al césped, en total de 3 o 4 semanas, así nos aseguramos que no pierda ninguna de sus cualidades.

El mejor abono para césped que le aconsejamos es de forma perlada o granulada que facilita la distribución de los nutrientes de una forma eficiente y equilibrada. La cantidad de abono varía dependiendo del clima, el uso, tipo de césped o del suelo, entre otras causas. Por regla general será una cantidad de 20 a 30 gramos por metro cuadrado, o lo que es lo mismo, unos 2 o 3 kilos por cada 100 metros cuadrados de jardín.

Utilizar un tipo de abono mineral complejo granulado garantizará unos buenos resultados en el jardín.

Las principales sustancias que debe tener el abono para césped serán:

  • Nitrógeno 12% (N): favorece el crecimiento de la hoja y el enraizamiento de las
    raíces, otorga al césped un verde más llamativo. Es el más importante, pero un exceso de nitrógeno puede quemar el césped o provocarle la aparición de hongos.
  • Fósforo 11% (P): permite al sistema radicular un mejor crecimiento, y también en el
    momento de la siembra.
  • Potasio 18% (K): Impulsa su crecimiento, y la protege del frío, sequedad o
    enfermedades.
  • Magnesio: enriquece el suelo y es un complemento al potasio.
  • Azufre: influye en su color
  • Calcio: aumenta las cualidades del suelo.

Además existen otros nutrientes también necesarios aunque en proporciones más bajas
como son manganeso, zinc, hierro o boro.

Otros artículos de su interés:

Ventajas del césped natural

Instalación de tepes de césped natural

Como replantar césped

La mejor época para replantar césped es en primavera, entre el calor estival y el frío invierno el césped sufre muchos daños

Replantar césped consiste en cubrir con semillas nuevas las zonas más despobladas del jardín.

Hoy en día el mercado nos ofrece otra opción mucho más ventajosa, rápida y con garantía de calidad, es la instalación de césped natural en rollos o tepes.

Tepes Julián, es una empresa especializada en el cultivo de césped natural para su posterior venta en formatos de tepes o rollos.

El césped natural que producimos es de gran calidad, para ello seleccionamos las mejores semillas del mercado consiguiendo así un césped tupido, verde y suave, listo para instalar en su domicilio.

Adversarios del césped natural
Replantar césped natural

La instalación de los rollos de césped natural o tepes es muy sencilla pudiendo hacer esta tarea el cliente perfectamente.

Son muchas las ventajas de replantar césped natural en rollos o tepes:

  1. Desde el primer momento disfruta de un césped tupido y suave, sin calvas y en perfecto estado.
  2. De rápida instalación, en pocas horas su jardín cambiará visualmente de forma extraordinaria.
  3. Calidad-precio inmejorable
  4. Libre de cualquier tipo de plagas.
  5. Se puede instalar sólo en la parte más dañada del césped.
Libre de malas hierbas
Resembrar césped natural

Por el contrario si queremos replantar el césped natural de la forma tradicional los pasos a seguir son:

  1. Segar lo más bajo que sea posible.
  2. Escarificado, consiste en remover la tierra del jardín.
  3. Resiembra, se le añade a la tierra buena cantidad de semillas para asegurarnos su germinación
  4. Recebado, para cubrir superficialmente a la semilla y facilitar su germinación.
  5. Fertilización, aporta de los nutrientes necesarios para la germinación de la semilla.
  6. Pase de rulo, para facilitar la germinación.
  7. Riego, debe ser un riego muy superficial sin encharcar la tierra.

Cómo verá instalar césped natural en rollos o tepes se garantiza un césped en perfecto estado desde el primer momento y en pocas horas, frente a plantar o replantar césped de forma tradicional.

Otros artículos de su interés:

¿Qué son los tepes?

Instalación de tepes de césped natural

Tipos de herramientas para el jardín

Los tipos de herramientas que se utilizan en el jardín son muy diversos, algunos imprescindibles, otros no tanto pero nos harán más fácil la tarea

Todas las herramientas son necesarias en el jardín, unas cumplen un papel más
importante que otras, pero al final todas nos facilitan la tarea de mantenerlo en
perfectas condiciones. Las herramientas que contemos dependerá del tamaño del jardín,
el tiempo que dedicaremos a su cuidado y el presupuesto que tengamos.

Herramientas básicas de jardinería
Herramientas básicas de jardinería

Las herramientas más utilizadas son:

  • Azadón. Su función es remover y airear la tierra, para después plantar nuevas semillas.
  • Pala jardinera. Se usa para clavar en el suelo o hacer pozos. Dependiendo de su forma
    usaremos la de mango corto de modo manual y la de palo largo para ayudarnos con los
    pies. Tiene una forma en curva y con el extremo puntiaguado.
  • Rastrillo. Se utiliza para igualar el terreno, también podemos utilizarla para juntar
    las hojas caídas.
  • Tijeras de podar. Para cortar las plantas.
  • Pulverizador. Para realizar tareas de fumigación.
  • Manguera. Siempre hay que tenerla en el jardín, aunque contemos con riego por
    aspersión.
  • Guantes y gafas. Importante su función de seguridad. Bien sea para no dañarnos las
    manos o bien para la protección de los ojos ante cualquier brizna de hierba o rama que
    pueda saltar.
Recogida de hojas secas
Recogida de hojas secas

Las que menos usaremos pero también es interesante tener:

  • Escobilla metálica o de plástico. Es más indicada para juntar las hojas secas, podemos sustituirla por el rastrillo.
  • Pulverizador. Para las plantas de interior poder mantener su humedad.
  • Aspersores. Aconsejable tenerles para olvidarnos del riego y utilizar la función de
    programación. También existen en el mercado con sensor de lluvia.
Riego por aspersión
Riego por aspersión

Los anteriores son de forma manual, pero también los aparatos eléctricos nos
facilitarán la tarea:

  • Cortadora de césped. Muy útil para cortar el césped. Existen en el mercado gran
    variedad de modelos, así como tamaños dependiendo de la extensión del jardín.
  • Bordeadora. Corta también el césped pero de los bordes, esquinas, pegados a vallas, alrededor de piscinas,…
  • Motosierra. Para podar arbustos grandes o árboles. Su uso es peligroso.

Otros artículos de su interés:

Plantación de tepes de césped natural versus siembra de semillas

Riego por aspersión o riego por manguera

Variedades y mezcla de césped natural en tepes

Cuidados que necesita el césped en otoño e invierno

El césped en las estaciones de otoño e invierno necesita también de unos cuidados para su mantenimiento

A continuación detallamos unos cuidados a tener en cuenta para mantenerlo en la época invernal.

  • A principios de otoño es el mejor momento para airear el suelo. La forma de hacerlo será realizando agujeros en el terreno para facilitar la absorción del agua. Así conseguiremos zonas secas en el jardín o evitar posibles encharcamientos.
  • También en otoño realizaremos la siembra de nuevos tepes o de semillas. En el caso de resembrar alguna zona con semillas, es aconsejable que sean del mismo tipo de las que hay plantadas.
  • Es la época otoñal en la que caen más hojas de los árboles, hay que retirarlas con frecuencia para que no dañen el césped por el aumento de humedad que ellas aportan. Esta tarea seguiremos haciéndola en invierno, aunque sean menos las hojas caídas es igual de importante.
  • El abonado es otra parte importante que hay que realizar en otoño. Se hará una vez al mes y así sucesivamente hasta llegar a noviembre.
  • Estas épocas de otoño e invierno son más lluviosas, por lo que hay que controlar el riego para no excedernos. También controlaremos la siega, ya que en caso de haber llovido bastante perjudicaría al césped.
Recogida de hojas secas
Recogida de hojas secas

Es un buen momento a realizar tareas de mantenimiento de la maquinaria que utilizamos en el jardín, afilar cuchillas, engrasar, tareas de limpieza….

Ya en pleno invierno seguiremos con los cuidados dichos anteriormente, indicando que en caso de heladas no habrá que pisar el césped porque es más frágil y podría romperse.

Césped en época invernal
Césped en época invernal

Antes de llegar la época primaveral será aconsejable realizar la primera siega, siendo ésta alta. Si se ven aparición de malas hierbas o posibles hongos, utilizaremos fungicidas o herbicidas.

Otros artículos de su interés:

Mantenimiento del césped natural

Mantenimiento del césped natural en los meses fríos

Sensores de lluvia en el césped natural

El cuidado del césped natural según la estación: otoño 

 

 

El césped en invierno

El invierno también es muy importante en el cuidado del césped para poder disfrutar en primavera de todo su verdor

Los cuidados en la época de invierno son menores que los de cualquier otra estación,
pero también son muy importantes para su mantenimiento

Ahora seguiremos con tareas como cortar o regar pero más distanciadas en el tiempo,
llegando hacia el final del invierno para airear y drenar el césped o resembrar en caso
necesario.

Es necesario que en otoño hayamos abonado el césped para aportarle de los nutrientes
que necesita para pasar el frío invierno.

Las hojas secas que nos encontremos en el jardín habrá que retirarlas, ya que son un
foco de posibles enfermedades y aparición de hongos.

Hojas secas cubren el césped
Hojas secas cubren el césped

En esta estación el corte del césped deberá ser distanciado en el tiempo ya que se
ralentiza su crecimiento siempre dejándole sobre unos 4 a 5 cm de altura
aproximadamente para proteger las raíces de las bajas temperaturas y de las heladas.

Si realizamos un corte demasiado bajo, además de poder dañar las raíces facilitamos la
aparición de malas hierbas o musgo.

Debemos realizar el corte siempre que el césped esté seco, para no dañarlo y propiciar
la aparición de hongos y en caso de heladas no pisarlo.

El riego también se distancia y si es necesario realizarlo será en las horas centrales
del día, y preferiblemente que sea su día soleado.

Según se vaya acercando el buen tiempo, se realizará un rastrillado de forma
superficial para no dañar el césped, que debido a las temperaturas tan frías está más
delicado.

Si durante el invierno el césped ha sufrido de grandes heladas, será conveniente pasar
el rulo para afirmar el suelo.

Heladas sobre césped
Heladas sobre césped

Con estos consejos básicos podremos pasar un invierno con el césped en perfectas
condiciones y llegar la primavera para disfrutarlo.

Otros artículos de su interés:

Plantación de tepes de césped natural

Adversarios del césped natural

Consejos para cuidar el césped en invierno

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno

Enero que cuidados necesita el césped

Para conseguir que en primavera el césped luzca en perfecto estado, todos los meses hay que realizar algún mantenimiento, en el mes de enero también

Durante los meses de otoño tendremos que aportar al césped los nutrientes que necesita
para pasar el invierno cubriendo el jardín con un abono orgánico.

Hay que rastrillar todo el jardín para retirar las hojas secas que puedan cubrir el
césped, pudiendo provocarle hongos u otras enfermedades debido a la gran cantidad de
humedad que existe en las hojas.

Césped cubierto de hojas secas
Césped cubierto de hojas secas

La nieve que puede llegar a cubrir el jardín no debe acumularse en una sola zona cuando
la retiremos, ya que podemos llegar a ahogar el césped.

Nunca debemos pisar el césped que está helado, ya que sus hojas están más sensibles y
se romperían con facilidad.

Césped helado
Césped helado

En este mes de enero el riego no es tan necesario, ya que con las heladas, lluvias y el
rocío que se queda en las hojas es humedad suficiente. Si notásemos que la tierra se va
quedando seca, iremos regando poco a poco, es mejor en este mes de enero no tener
programados los aspersores, ya que una acumulación de agua podría ser fatal para el
césped. Siempre lo regaremos en las otras centrales del día y a ser posible que sea
soleado.

El corte al igual que el riego lo distanciaremos, ya que es bueno que tenga una altura
de unos 4 a 5 cm aproximadamente durante esta época del año para proteger las raíces de
las heladas y del frío en general.

Hay ciertos hongos que atacan con temperaturas frías, por eso vigilaremos que en el
césped no figuren calvas que podrían indicarnos una enfermedad, para ello utilizaríamos
un fungicida de contacto o penetrante.

También podemos aprovechar al mantenimiento de la maquinaria como es el cortacésped y los útiles que necesitamos más a menudo en las estaciones posteriores.

Otros artículos de su interés:

Enero que cuidados precisa en el césped
Semillas de césped
Ventaja de los tepes frente a la siembra de semillas
Riego por aspersión o riego por manguera

Adversarios del césped natural

El mantenimiento del césped natural es fundamental para impedir el nacimiento de los adversarios del césped natural. Así, las apariciones de enfermedades y hongos son las principales consecuencias de un mal mantenimiento.

Adversarios del césped natural:

La instalación del césped natural en rollos o en tepes es muy delicada, en general. Si bien, durante el verano se hace un poco más peligrosa ya que las temperaturas son muy elevadas. Muchas empresas de jardinería instalan los tepes de césped natural durante la noche, aprovechando las temperaturas mínimas. Es durante esta época donde hay que estar más precavidos y prestar más atención a los jardines. Aunque no debemos quedarnos dormidos durante el resto del año.

Muchos profesionales vaticinan que un césped no es maduro hasta que no ha vivido su primer invierno y su sistema radicular ha conseguido su pleno desarrollo.

Desde Tepes Julián se observa permanentemente el estado de las praderas de césped en cada momento para que al más mínimo síntoma de enfermedad, aplicar tratamientos de productos químicos para paralizar la expansión de hongos. Los fitosanitarios más comunes para curar los jardines son Azosystrobin y Clortalonil.

Adversarios del césped natural
Adversarios del césped natural

Los adversarios del césped natural más agresivos y más clásicos en verano son el dólar Spot y el Pithium. Ellos surgen como consecuencia de las elevadas temperaturas, sobre todo las nocturnas, y exceso de humedad o de riego. Así, es conveniente regar el césped de una manera óptima que no se seque y tampoco críen hongos. Estas enfermedades pueden expandirse muy rápidamente en 48/72 horas si no se paraliza a tiempo mediante la aplicación de tratamientos de fitosanitarios. El orden que siguen estas enfermedades son, primero, manchas amarillentas en las hojas. Posteriormente, se conveniente en un color paja, para terminar, después, en marrón rojizo.

En definitiva, los principales adversarios del césped natural son, entre otros, las altas temperaturas unidas con un régimen de humedad elevado. Ello provoca un caldo de cultivo idóneo para las enfermedades fúngicas. Otro enemigo es las altas temperaturas con vientos fuertes. Ello estimula la deshidratación y marchitamiento del césped natural, especialmente si el riego no es del todo eficaz. El riego, como hemos comentado en otros artículos, depende del drenaje del terreno, pero durante el verano ha de ser, por lo menos, unos 5-6 litros por metro cuadrado y día.

Así pues, tenga en cuenta las recomendaciones de instalar los tepes de la forma más eficiente y menos problemática como es durante la noche.

Riego por aspersión o riego con manguera

Riego por aspersión o riego con manguera. Ventajas e importancia del riego por aspersión. Consejos sobre el riego por aspersión en el césped natural.

Junto con la siega y el abono, el riego es otro de los elementos importantes para el mantenimiento del jardín con césped natural. El control del riego es importantísimo puesto que un exceso de agua provocaría enfermedades y hongos del césped natural por la sencilla razón que provocarían charcos y no drenaría lo suficiente. Además, esto no permitiría entrar oxígeno a las raíces del césped natural. Por el contrario, la falta de riego o agua puede dar lugar a un tono amarillo del jardín y, en consecuencia, a la muerte del césped natural.  Si empezamos a ver unos tonos grisáceos son síntomas de sequedad. Pero si realizamos un riego de forma inmediata, podríamos llegar a sanarlo.

Riego por aspersión
Riego por aspersión

Las formas de regar el césped natural pueden ser a través de mangueras o mediante riego por aspersión. El primero no es la manera más eficiente debido a que el reparto de agua no es igual en todas las partes del terreno. No obstante, para jardines muy pequeños y zonas con poco calor, podría realizarse, pero desde Tepes Julián no lo recomendamos. Si bien, uno de los inconvenientes puede ser que tenemos que estar pendiente del riego cada vez que lo queramos realizar. Para esto último el riego por aspersión tiene la ventaja del ahorro de tiempo ya que no es necesario que esté una persona presente. Además, otra ventaja de tener riego por aspersión es que reparte de manera uniforme el agua y, en consecuencia, nos beneficiaría de un ahorro importante por la reducción en el consumo de agua.

Por último, las horas propicias para realizar los riegos en primavera y verano son por la mañana temprano y por la tarde-noche, a excepción de la primera semana de la instalación, que ha de ser 3 veces al día. En los meses de otoño y en invierno es algo más subjetivo porque depende de las lluvias que se produzcan.

Protecciones para jardines de césped natural

Protecciones para el suelo de césped natural. Estructuras para proteger el césped de pisadas de personas y del paso de vehículos. Protecciones para tu jardín.

Estas protecciones son rejillas modulares que permiten realizar pasos transitables con acabado de césped. Contienen grandes beneficios estéticos, funcionales, ecológicos y económicos protegiendo el césped natural en todo momento. Están diseñados para proteger el césped natural del tránsito de personas y paso de vehículos. Además, con estas estructuras el crecimiento del césped será adecuado y el enraizamiento correcto. Así evita la acumulación de agua en un lugar en concreto.

Protecciones para jardines de césped natural
Protecciones para jardines de césped natural

Las ventajas de estas protecciones podrían ser que la instalación es fácil, rápida y sencilla, se tienen que enganchar unas con otras; el drenaje se hace de la forma más óptima y eficaz; permite el crecimiento del césped de forma favorable; resiste a la comprensión y protegen el sustrato vegetal.

La mayoría de las personas desconocen la existencia de estas protecciones. Surge la duda de si metemos el coche en el césped natural si podríamos estropearlo. La respuesta es que sí y por eso surgen estas estructuras. Estos materiales se pueden instalar en cualquier lugar: en jardines públicos y privados, veredas verdes, sendas peatonales, en sitio concretos de campos de golf, etc.

La colocación de las protecciones es fácil y rápida. Cada módulo se puede cortar fácilmente para realizar recortes a su medida. Se requiere nivelar el suelo acompañada de una capa de arena y ripio para la preparación del terreno. Por último, se instala los módulos y se rellena con tierra vegetal y semillas de Tepes Julián.

Protecciones de césped natural
Protecciones de césped natural

En conclusión, ¿quiere tener un césped resistente y duradero? Pues utiliza estas estructuras para estabilizar el terreno donde tenga instalado rollos de césped natural. Ahora el coche no va a ser un problema aparcarlo en las zonas ajardinadas de tu casa. Además, contribuyen con el medio ambiente puesto que se fabrican con materiales reciclado y reciclable.

 

 

 

 

 

Mantenimiento de césped natural en los meses fríos

Cómo realizar el mantenimiento en los meses de invierno. Qué debemos hacer para realizar un correcto mantenimiento del césped natural en otoño y en invierno.

En septiembre u octubre son los meses ideales para airear el suelo o realizar el escarificado para, posteriormente, realizar la resiembra del césped. También es muy buena época para la siembra y para la plantación de los rollos de césped, aunque éste último se puede realizar en cualquier época del año. Es la ventaja de los tepes frente a la siembra.

Mantenimiento de césped en otoño
Mantenimiento de césped en otoño

El aireado consiste en realizar agujeros en el terreno para oxigenar la tierra y que el agua llegue hasta la tierra para evitar encharcamientos de césped y, en consecuencia, la aparición de enfermedades.

Los meses del otoño son meses donde árboles empiezan a perder las hojas. Para evitar daños en el jardín, debemos recogerlas con cierta frecuencia. Por otro lado, debemos seguir abonando el césped hasta el mes de noviembre. Luego en invierno detendremos la dosis para, luego, en primavera, empezar otra vez con el abonado para un mejor mantenimiento del césped natural.

Mantenimiento de césped
Mantenimiento de césped

Con el inicio de las lluvias en estos meses, debemos ir reduciendo las siegas y el riego. Si el césped está húmero no es recomendable pasar el cortacésped hasta que no esté completamente seco.

Prácticamente a final del otoño y principios del invierno el mantenimiento del césped es mínimo. Por tanto, es buena época para realizar el mantenimiento de la maquinaria que hemos usado durante el año. Entre otras tareas, debemos limpiar de forma general el cortacésped, engrase, ajustes de tornillos, bujías, vaciar los depósitos de aceite y gasolina, extraer la batería y guardar el cortacésped en un lugar seco.

Por último, en los meses de invierno, no hace falta hacer ningún mantenimiento. Con las heladas fuertes, se recomienda pasar un rulo para afirmar el terreno. También, antes de que llegue la primavera, hay que ir realizando la primera siega y evaluar si es necesario echar algún tipo de fungicida o herbicida.

¿CÓMO AHORRAR EN EL CONSUMO DE AGUA?

Consejos sobre el ahorro en el consumo de agua en el césped natural. Repercusión medioambiental sobre el consumo de agua. Importancia sobre el consumo de agua.

El riego de los jardines es fundamental para la supervivencia del césped natural y de las plantas. Pero, actualmente, para mantener la naturaleza de forma sostenible nace la jardinería ecológica para contribuir con el medio ambiente. Para ello tenemos que gestionar, entre otras cosas, el consumo de agua de nuestro riego.

En primer lugar, una medida adecuada para contribuir con el impacto medio ambiental es instalar aspersores mediante riego automático. Debemos ajustar éstos para que no se formen charcos. Así, será una medida preventiva contra las enfermedades. Desde Tepes Julian no recomendamos regar con manguera puesto que no distribuiremos el agua de forma uniforme. Además, los riegos en verano lo debemos realizar por la mañana y por la noche. Nunca debemos regar en horas de sol puesto que será ineficaz al evaporarse. Otra técnica para reducir el consumo de agua sería recoger el agua de lluvia en estanques o aplicar sensores de lluvia para que el riego programado se pare automáticamente cuando esté lloviendo.

Ahorro en el consumo de agua
Ahorro en el consumo de agua

En segundo lugar, la cantidad excesiva de nutrientes como el nitrógeno, provocan el crecimiento del césped natural, en consecuencia, necesitará más consumo de agua. Por otro lado, las malas hierbas que nazcan en el jardín competirán con el césped por el consumo de agua. De esta manera, debemos eliminarlas con herbicidas especializados o arrancándolas directamente.

En lo que respecta a la siega, no debemos cortar el césped natural demasiado bajo puesto que el consumo de agua será mayor. Una siega normal favorecerá el endurecimiento de las hojas y, por tanto, hace que sea un césped bastante resistente.

Por último, debemos elegir la mejor variedad de césped para su zona, el que menor consumo de agua adquiera. Normalmente, las semillas que requieren menos agua suele ser la festuca arundinácea que junto con la mezcla de ray grass inglés y poa pratensis hace que sea una variedad bastante resistente y duradera. Para la instalación de tepes o semillas recomendamos que se ponga una base de mantillo mezclado con arena de río. Lo que hace esta mezcla es mantener el terreno lo más húmedo posible, con el consiguiente ahorro en el consumo de agua.

Así pues, debemos regar el césped natural de forma responsable, sin despilfarrar el agua. Tampoco queremos decir que se riegue por debajo de lo normal porque sin agua, el césped puede morir.

 

 

 

Mantenimiento de césped natural: consejos

Consejos útiles sobre mantenimiento de césped natural. Recomendaciones sobre el mantenimiento de césped natural. Cómo hacer el mantenimiento de césped natural.

Muchas veces observamos en nuestro jardín que existen manchas amarillentas, falta de color del césped natural, calvas generalizadas, etc. y nos preguntamos a qué puede ser debido. En esta publicación haremos referencia a las causas de estos inconvenientes ya que la experiencia nos ha enseñado todo este tipo de cosas y esperemos que le sirvan.

Mantenimiento de Césped natural
Mantenimiento de Césped natural

En alguna ocasión, sobre todo en verano, podemos encontrar que nuestro césped le falte el color verde intenso. Pues bien, esto puede ser debido a falta de nutrientes como de nitrógeno, fósforo y potasio. Por tanto, es importante que al menos una vez al mes desde los meses de marzo a noviembre se le aporte de dichos nutrientes y si es una mezcla de 12%, 11% y 18%, respectivamente, mejor. La proporción a aplicar será de unos 30 gramos por cada metro cuadrado. Es importante esparcir todo el abono de manera uniforme sin que caigan muchos granulados juntos ya que podría quemar el césped natural. Así, es importante seguir las recomendaciones del fabricante.

En los meses de calor apenas caen algunas pocas gotas de agua de lluvia. Ante este hándicap se recomienda regar de forma abundante para realizar correctamente el mantenimiento de césped natural. Normalmente se riega por la mañana y por la noche. Además, recomendamos regar con aspersores o difusores para ser más eficaces y nos ahorremos un importante consumo de agua. Otro aspecto a tener en cuenta es la siega. Una siega demasiado corta provocaría más sequía de agua en el césped, por tanto, es mejor dejarlo un poco más alto de lo normal.

Consejos sobre mantenimiento de césped natural
Consejos sobre mantenimiento de césped natural

A la hora de elegir una variedad de césped, sería recomendable que eligiera un césped que se adapte a su zona geográfica de residencia y a su jardín, es decir, si disponemos de un jardín donde hay zonas soleadas y zonas sombrías tenemos que instalar césped con una mezcla de festuca, ray grass y poa. Son semillas que se adaptan muy bien a cada tipo de zona. En invierno hay variedades que no lo soportan muy bien. Por ejemplo, el Cynodon Dactylon y el Paspalum se mantienen amarillos en los meses de frío.

Otros aspectos pueden ser: si hay árboles en el jardín, éste puede competir por el mantenimiento de césped natural. Así, debemos cuidar perfectamente a los árboles realizando las correspondientes podas. Los orines de los animales provocan manchas amarillentas en el césped que son irrecuperables. Un exceso de riego puede provocar enfermedades y hongos. Y, por último, un suelo arcilloso provoca encharcamientos y, en consecuencia, falta de oxígeno. Así, sería necesario realizar las tareas de aireción y escarificación.

 

Gestión de malas hierbas en el césped natural

Gestión de las malas hierbas. Tipos de malas hierbas. Cómo evitarlas. Razones del crecimiento de las malas hierbas en el césped natural.

Las malas hierbas o malezas son  aquellas plantas que nacen en un sitio no deseado. Existen diferentes tipos de malas hierbas: de hoja ancha y de hoja estrecha. La desaparición de las malas hierbas se puede hacer a través de herbicidas o quitándolas de raíz.

Libre de malas hierbas
Libre de malas hierbas

Para gestionar las malas hierbas es necesario realizar una planificación. Lo primero de todo es identificar estas malas hierbas, luego, si afectan o no al césped. A continuación debemos gestionar de forma correcta el jardín y, por último, seleccionamos el herbicida más adecuado.

Este tipo de malas hierbas hacen que el césped se debilite y nos den una sensación de abandono. Como cualquier otro tipo de planta, compiten con el césped por el agua, los nutrientes y el sol. Para evitar el crecimiento de estas malas hierbas recomendamos:

  • Implantación de tepes de césped natural: las empresas especializadas en tepes realizan tratamientos exclusivamente para determinadas enfermedades, malas hierbas, etc.
  • Tratar las malas hierbas con herbicidas.
  • Que el riego y abono ha de ser acorde con la variedad de césped.
  • Realizar la siega adecuada: el corte aconsejable es de unos 3 centímetros de altura. La frecuencia de siega en verano ha de ser semanal.
  • Realizar una mezcla de mantillo mezclada con arena de río para adaptar el terreno a los tepes.

Dentro de los herbicidas podemos clasificarlos en herbicidas de contacto (destruyen las hierbas) y herbicidas sistémicos (penetran en la planta) y, por otro lado, herbicidas preemergentes (de forma preventiva) y postemergentes. Cualquiera de ellos hay que aplicar la dosis recomendada por el fabricante. Intenta evitar estos tratamientos con viento ya que no sería eficaz, además de perjudicar otras plantas que tengamos en el jardín.

Gestión de Malas hierbas
Gestión de Malas hierbas

Las razones de crecimiento de las malas hierbas son:

  • Mala calidad de la tierra.
  • Daños producidos por insectos.
  • Condiciones climatológicas. Con el calor intenso favorece el crecimiento de estas malezas.
  • Falta de mantenimiento: poco riego, corte demasiado corto o largo, falta de abono…
  • Pisoteo intenso: si la variedad que tenemos no tolera esa cualidad.

En Tepes Julián dispone de variedad “trafic” que se adapta muy bien a cualquier tipo de terreno. Es resistente al pisoteo, enfermedades, hongos y a las malas hierbas. Además, es una variedad de césped natural que se adapta muy bien a la climatología. Así, podremos disfrutar de un césped de excelente calidad y libre de malas hierbas.

 

 

Aireación y escarificación del césped natural

Importancia de la aireación y escarificación del terreno. Significados de aireación y escarificación. Maquinara para realizar la aireación y escarificación.

La aireación y la escarificación son técnicas que permiten oxigenar la superficie donde se encuentra el césped natural. Estas técnicas se suelen 2 veces al año, como mínimo: una en primavera y otra en otoño. La escarificación permite eliminar los residuos orgánicos que se almacena en el terreno, mientras que la aireación consiste en hacer pinchados en la tierra. El primero es más eficaz que el segundo.

Aireación y Escarificación Tepes Julián
Aireación y Escarificación Tepes Julián

Una vez realizado las técnicas de aireación y escarificación habría que recoger los desechos que hubieran quedado. Sería conveniente, además, echar abono complejo o hacer un recebo. El recebo consiste en esparcir sobre el terreno aireado y escarificado una mezcla de mantillo con arena. Si lo desea antes de esto, podría realizar la resiembra para tupir más al terreno de césped natural.

Aireación y Escarificación
Aireación y Escarificación

La maquinaria que podemos usar para realizar las tareas de aireación son: una horca de mano con varias púas. Es un trabajo tedioso por lo que debemos realizarlo en jardines de tamaño pequeño. También, existen rulos con púas que son más rápidos que el anterior. Para terrenos muy grandes sería conveniente usar máquinas especiales como aireadoras de uso profesional. Suelen aplicarse en campos deportivos.

Por otro lado, existen diferentes tipos de máquinas para realizar la escarificación. Podemos disponer de:

  • Escarificador de mano para jardines inferiores de 50 metros cuadrados, en este caso podemos usar, también, un rastrillo, pero es más trabajoso.
  • Escarificador manual rotativo o mecanizado: para terrenos de entre 50 y 100 metros cuadrados.
  • Escarificador con motorización: para superficies mayores de 100 metros cuadrados y menores de 500 metros cuadrados.
  • Escarificador con motorización térmica: para superficies mayores de 500 metros cuadrados.

En resumen, para mantener el césped en buen estado sería conveniente hacer los siguientes pasos: siega, aireación y escarificación, resiembra, recebo, abono y riego.

 

Nutrientes del abono para el césped natural

Nutrientes del abono en el césped natural de su jardín. Los nutrientes del abono necesarios para mantener sus rollos de césped natural en perfectas condiciones.

Tepes Julian recomienda que usen para el mantenimiento de césped natural abono complejo granulado. La cantidad de nutrientes del abono depende de la variedad del césped, del terreno, de la temperatura y humedad… Para la variedad trafic  recomendamos que se aporte una vez al mes desde marzo a noviembre en una proporción de unos 25 gramos por metro cuadrado.

Abonos Tepes Julián
Abonos Tepes Julián

La composición de este abono complejo está formado por diferentes nutrientes. Si bien los más relevantes y de los que, profesionalmente, hablamos son los siguientes: Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K).

A continuación detallamos las características de los principales nutrientes:

  • Nitrógeno: es uno de los nutrientes más relevante que ayuda a enraizar el césped en mejores condiciones. Además, favorece el crecimiento de las raíces y de las hojas. Un exceso de nitrógeno podría dañar el césped. Por eso recomendamos que el abono contenga un 12% de nitrógeno.
  • Fósforo: hace que reaccione el sistema radicular en períodos de crecimiento. Debe contener un 11% de fósforo.
  • Potasio: es otro de los nutrientes que estimula el crecimiento, además, de proteger de enfermedades y hongos. El porcentaje óptimo que debería contener sería de un 18%.
Nutrientes del Abono
Nutrientes del Abono

Además de estos nutrientes, existen otros de menor importancia pero que, junto con los que hemos descrito anteriormente, hacen que sea más eficaz. Estamos hablando del calcio, magnesio, cloro, azufre, hierro, boro, zinc y manganeso. Son nutrientes que enriquecen el terreno y que influyen en el color del césped.

 

Para terminar, detallamos algunos consejos que debemos tener en cuenta para nutrir de abono al césped natural de su jardín:

  • Debemos segar antes de abonar.
  • Debemos regar después de abonar para que las bolas granuladas se desintegren.
  • Especial cuidado en la distribución de los granulados. No deben caer bastante abono en el mismo sitio. Es decir, repartir uniformemente.
  • Se recomienda usar abonadoras para evitar la situación del apartado anterior.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mantenimiento del césped natural en verano

Mantenimiento del césped en verano. Consejos a seguir para disfrutar de tu jardín en los meses de calor. No olvides hacer el mantenimiento adecuado.

A mediados de primavera suele ser una época donde empieza a hacer un tiempo caluroso y donde nos queda un verano todo por delante para poder disfrutar de nuestro jardín con nuestra familia. Así, el césped natural nos transmite un frescor que se agradece con el aumento de las temperaturas de esos meses.

Pues bien, para el mantenimiento del césped en óptimas condiciones os damos unas pautas a seguir para que el césped de Tepes Julián se mantenga de color verde intenso y en perfectas condiciones. Como todos sabemos, el mantenimiento es fundamental y por eso hemos de trabajárnoslo y, luego, lo agradecerás.

El mantenimiento básico consiste en realizar las siguientes tareas seguidas en este orden: siega, abono y riego.

Siega
Siega Tepes Julián

En primer lugar, la siega consiste en cortar el césped a una altura de unos 3 centímetros mediante cortacésped eléctrico o de gasolina (dependiendo de los metros cuadrados que tengamos). Es muy importante no cortarlo demasiado porque dañaríamos en gran medida el césped natural y provocaría zonas amarillentas ya que el sol radiaría con mayor intensidad a las raíces de las hojas del césped. De igual modo, no es conveniente dejarlo demasiado largo. Un césped con un corte adecuado hace que la tierra esté más tiempo húmeda porque evita que le dé directamente el sol.

La frecuencia de siega ha de ser aproximadamente cada 10 días en verano y cada 20 días en invierno. Es fundamental el correcto afilado de  la cuchilla del cortacésped.

Abono complejo
Abono complejo

En segundo lugar, debemos abonar el césped en los meses de primavera, verano y hasta mediados del otoño cada 20-30 días. Debemos tener mucho cuidado con la distribución del abono sobre el terreno porque si hay mucho abono concentrado, podríamos provocar quemaduras en el césped. La proporción de abono a nutrir sería entorno a 25 gramos por cada metro cuadrado. Los mínimos nutrientes que debe tener el abono complejo son nitrógeno, fósforo y potasio en unas proporciones de 12%, 11% y 18%, respectivamente.

Por último, una vez realizado las tareas de siega y abono, nos falta una principal y que en verano lo debemos hacer diariamente unas 2 o 3 veces al día y es el riego. La primera semana de instalación de los tepes, el riego ha de ser continuo hasta 4 veces al día. Es preferible dar muchos riegos durante poco tiempo, así el terreno está húmedo durante todo el día. Así debemos estar entorno a 10 días. Por otra parte, bajo ningún concepto debemos regar el césped con manguera ya que no echaremos la misma cantidad de agua por todo nuestro especio verde. Así, aconsejamos que se haga con riego automático mediante aspersores. La duración depende de la zona geográfica y de otras características como la calidad de la tierra, de la humedad, de la temperatura, etc. La principal causa de la sequedad del césped de los jardines es por falta de riego. El césped es una planta, sin agua, se muere.

Riego Tepes Julian
Riego Tepes Julian

Si cumplimos todas estas recomendaciones, tendremos el jardín en perfectas condiciones de mantenimiento. De esta manera podremos disfrutar del césped y pasar un fantástico verano con nuestra familia y amigos.

 

Mantenimiento del césped en invierno

Es importante el mantenimiento del césped en invierno.  El césped natural en rollos o tepes también necesita cuidados en invierno.

En la jardinería, es fundamental el riego en invierno si no aparecen lluvias periódicas.

Algunas especies se vuelven marrones  con las heladas, pero normalmente, volverán a reverdecer con la llegada de los calores. Un claro ejemplo es la variedad Bermuda Híbrida Tifway-419.

Nuestra variedad Trafic es un césped que no amarillea en invierno, soporta bajas temperaturas y permanece verde todo el año.

No es conveniente cortar demasiado el césped natural en esta época ya que puede llegar a debilitarlo y ser propenso a enfermedades.

También es importante segar con cuidado el jardín en invierno, evitando pasar varias veces por el mismo lugar y los cambios bruscos de dirección.

¡No se olvide del mantenimiento de su césped en invierno!