Césped natural para piscinas

Mantenimiento del césped natural en verano

Las tareas a realizar de mantenimiento en el césped natural durante el verano son muy pocas pero igual de necesarias que en cualquier otra estación del año

Durante el verano las tareas de mantenimiento se ven reducidas a dos, segar y regar. Ambas son muy importantes y es necesario realizarlas de la mejor manera posible, ya que un exceso o defecto de las dos, provocaría grandes daños al césped natural.

Podemos encontrarnos con que el buen tiempo y las altas temperaturas han llegado muy pronto y tenemos el jardín hecho un completo desastre, bien por zonas más amarillentas, por calvas,… para solucionarlo nada mejor que la instalación de césped natural en rollos o tepes, una manera rápida y sencilla.

Somos una empresa especializada en la producción y venta de césped natural en rollos (tepes) para jardinería y áreas verdes desde hace más de diez años. Se realizan a partir de una cuidadosa selección de las mejores semillas y una maduración en tierra de más de doce meses. Calidad garantizada. Envío 24 h. Solicite presupuesto de césped sin compromiso.

Presupuesto césped natural

Los tepes son planchas de tierra con césped natural de alta calidad. Mediante máquinas especializadas son extraídas de la tierra para su posterior instalación en parques y jardines. Una forma muy rápida y sencilla de conseguir un jardín en perfecto estado y en muy poco tiempo.

Desde el primer momento que comience a plantar cada rollo de césped natural, su jardín irá cambiando de aspecto de una forma increíble. Libre de calvas y malas hierbas, creará un perfecto manto verde con una coloración y suavidad sin igual.

Los rollos de césped natural poseen un gran poder de adaptación y de regeneración, pueden instalarse en cualquier momento del año

Debemos tener muy en cuenta que en esta estación tan veraniega el uso que hacemos del jardín aumenta considerablemente. Por eso es importante realizar las tareas de mantenimiento propias del verano.

La siega y el riego son las dos tareas de jardinería que debemos realizar en el césped natural. No porque haga mucho calor debemos regar muy abundantemente, el riego debe ser ligero y que empape la tierra, un encharcamiento causaría graves daños a la planta.

Instalar un sistema de riego será la mejor opción para mantener en perfecto estado de humedad al césped natural. Además estos sistemas nos ayudan a ahorrar agua, gracias a su programación, o a los sistemas de detección de lluvia que algunos tienen.

Se debe controlar el estado de la tierra para detectar posibles problemas a la hora de absorber el agua de riego. Compactación del terreno, fieltro excesivo o realizar siegas muy bajas, pueden ser causantes de provocar daños a la planta. Detectar los posibles cambios que se produzcan en el jardín nos ayudará a corregirlos.

Durante el verano son necesarias realizar dos tareas de mantenimiento, regar y segar, ambas mantendrán el jardín en perfecto estado

Los problemas causados por un exceso, como por defecto de agua en el césped natural más comunes, son:

  • Por exceso de agua, el oxígeno no llega a las raíces pudriendo tanto la raíz como la corona de la planta e impide su crecimiento.
  • Por poca agua, un detalle que enseguida podemos apreciar, es que las pisadas se quedan marcadas en el césped natural, también su coloración cambia a un verde azulado, marrón quemado para finalizar en un color pajizo. Las raíces al notar poca agua, entran en un estado de latencia bajando sus defensas y siendo más vulnerables a posibles ataques de hongos, enfermedades o a la aparición de malas hierbas.

Ambos problemas de riego, por defecto o por exceso, se solucionan fácilmente instalando un sistema de riego, controlando que no haya fugas y se programe adecuadamente, nos ayudará a la hora de mantener bien regado el césped natural.

Los riegos deberán ser:

  • Deberán profundizar hasta unos 15 cm aproximadamente.
  • Crear un sistema de drenaje adecuado para evitar los encharcamientos.
  • Se debe regar a primera hora de la mañana para que el follaje se seque más rápido.
  • Durante la noche y en climas cálidos y húmedos, es preferible no regar, ya que puede potenciar el desarrollo de algunas enfermedades.

Arreglar un jardín en el que el césped natural está total o parcialmente dañado es muy complicado. Por eso la opción de plantar tepes es la mejor elección. Rápida y sencillo, obtendrá un jardín en perfecto estado y en tan sólo unas horas.

Césped natural para piscinas
Césped natural para piscinas

Su instalación es muy sencilla y puede ser realizada por uno mismo. Su jardín estará libre de calvas y malas hierbas, totalmente tupido y con una densidad y coloración perfectas. Además sus resultados los podrá contemplar desde el primer momento que comience a plantar cada rollo de césped natural.

La siega es otra de las tareas de gran importancia a realizar en el jardín durante el verano. Un corte adecuado nos marcará la calidad del césped natural. Debe realizarse a la altura correcta, ya que un césped demasiado corto o demasiado largo también sufrirá daños.

Algunas de las consecuencias que podemos encontrar en el césped natural por no realizar una siega de manera correcta son: el consumo de agua aumentará, la planta no podrá realizar la fotosíntesis de manera adecuada, y se convertirá en un césped más vulnerable a cualquier ataque.

Es fundamental que la planta realice la fotosíntesis de la mejor manera posible, por eso no debemos realizar un corte demasiado bajo porque la capacidad fotosintética de la planta se reduce, volviéndose más vulnerable a la invasión de malas hierbas y perdiendo gran poder radicular.

Riego por aspersión
Riego por aspersión

Una altura de corte correcta es aquella que se encuentra entre los 5 a 7 cm, debemos exceptuar a los céspedes deportivos o especiales. Si el césped natural está demasiado bajo supondrá más mantenimiento y su coste será más elevado.

La rapidez de crecimiento dependerá del tipo de césped que tengamos plantado en el jardín, de la época en que nos encontramos y de las condiciones que se den en ese momento, con todo ello la frecuencia de corte variará. Una regla que nunca falla es la 1/3.

Para hacernos una idea, en un césped que se debe cortar a 6 cm, no debemos dejarlo sobrepasar 1/3 de esa altura, por lo tanto cuando alcance los 8 cm se segarán. Así evitaremos que el césped natural sufra de estrés.

Si nos encontramos con el jardín en el que su césped tiene una altura demasiado elevada, no se realizará una siega drástica de corte, sino que se deberá realizar de poco en poco, hasta llegar a la altura correcta. De lo contrario la planta podría sufrir un shock fisiológico.

Tepes de Césped natural
Tepes de Césped natural

El patrón que debemos realizar cuando seguemos el jardín deberá ser variado, así iremos promoviendo el crecimiento vertical de la planta.

El mantenimiento de la maquinaria a utilizar es muy importante, en el caso del cortacésped las cuchillas deben estar perfectamente afiladas, ya que de lo contrario provocaría desgarros en la planta y lesiones, y facilitaría la entrada de enfermedades fúngicas y su coloración se tornaría más pajiza.

El césped natural nos agradecerá que realicemos estas tareas de mantenimiento durante el verano, luciendo el jardín en perfecto estado y listo para disfrutar.

Otros artículos de interés:

Ventajas del césped natural

Césped para piscina

¿Césped natural o artificial?