Archivo de la etiqueta: planta

Fertilizantes para césped

El uso de fertilizantes es necesario para cuidar el césped natural, ya que le aporta nutrientes muy necesarios para su crecimiento

Antes de fertilizar el césped natural es necesario conocer la variedad de semillas que tenemos, cuándo y cómo aplicar el fertilizante y las propiedades del suelo.

Un correcto fertilizante está compuesto por varios elementos, tres de los cuales son fundamentales como son nitrógeno, fósforo y potasio. Otros como cobre, manganeso o boro también son necesarios para un correcto desarrollo de la planta.

Tepes Julián, empresa especializada en el cultivo de césped natural, le recomienda un fertilizante complejo de microelementos, perfecto para el desarrollo de la planta. Solicite presupuesto sin compromiso.

Abono para césped
Abono para césped

El fertilizante, al igual que la siega o el riego, si se realiza de manera incorrecta puede acarrear muchos problemas a la planta, consiguiendo el efecto contrario al que buscábamos. Debemos tener especial cuidado en la dosis que aplicamos, y siempre seguir los consejos y normas de manipulación que el fabricante nos indique.

Muchas veces no se aplica fertilizante a la planta por desconocimiento y son muchos los beneficios que ofrece, por eso queremos que sepan las razones de porqué abonar el césped, que tipos existen, o los errores que normalmente se cometan a la hora de fertilizar.

La planta es un ser vivo que necesita de nutrientes para su crecimiento. Algunos suelos poseen esos nutrientes necesarios, aunque a medida que pasa el tiempo tienden a disminuir. Por eso al igual que el riego o la siega, fertilizar el césped natural es necesario para su correcto crecimiento.

Son varias las razones por las que es necesario fertilizar al césped:

  • Realizar al césped continuas siegas.
  • Estimular el crecimiento de raíces y hojas.
  • Suelos con falta de nutrientes o muy arenosos.
  • Reduce y controla el brote de malas hierbas.
  • Previene el ataque de hongos y fortalece a la planta, en caso de verse afectado también le ayuda a recuperarse.
  • Césped con poca densidad y tendencia a amarillear suelen ser por bajo contenido en nitrógeno.

La cantidad de fertilizante que vamos a utilizar dependerá del tipo del suelo, la superficie que debemos aplicar o la variedad del césped que tengamos en el jardín.

Los abonos que utilizamos en nuestros cultivos llevan las cantidades justas de nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, manganeso, magnesio, azufre, boro y zinc, todas ellas son necesarias para el desarrollo de la planta. Se presenta de forma granulada o perlada permitiendo la distribución de los nutrientes de una manera eficiente y equilibrada.

Los fertilizantes pueden ser de varios tipos:

Líquidos, se mezclan con agua penetrando en la tierra y llegando rápido a las raíces. Son de acción rápida.

Granulados, se reparten por el terreno y a continuación se regará, de esta manera facilitamos su disolución y penetración en la tierra. Es fácil controlar la cantidad de abono que aplicamos en cada zona. Los granulados pueden ser de liberación lenta o rápida.

  • Lenta, suelta los nutrientes de poco en poco según vaya necesitando la planta, suelen actuar entre 8 a 12 semanas. Las ventajas que poseen este tipo de fertilizantes es que durante más tiempo está nutriendo a la planta de una forma correcta, evita un exceso de crecimiento en la planta, disminuye el riesgo que el césped sufra quemaduras y también reduce la pérdida de nutrientes.
  • Rápida, en tan sólo unas 4 semanas libera todos los nutrientes.

El tiempo que tarda la planta en absorber todos los nutrientes dependerá del agua que reciba y de la temperatura ambiente de ese momento.

Abonos Tepes Julián
Abonos Tepes Julián

Algunos fertilizantes poseen acción herbicida, los preemergentes previenen que aparezcan malas hierbas y los postemergentes que se utilizan una vez que hayan brotado.

Los fertilizantes están formados por varios elementos químicos, cada uno aporta al césped natural unos beneficios y características especiales. A continuación indicaremos los más habituales con su simbología y una pequeña descripción.

  • Nitrógeno (N): Elemento que más debe figurar en la planta. La aporta el color verde vivo y favorece el crecimiento de sus hojas.
  • Fósforo (P) y Calcio (Ca): Favorece el crecimiento de las raíces.
  • Potasio (K): Ayuda en el crecimiento de las raíces y contribuye en su resistencia ante sequías, fríos intensos o enfermedades.
  • Magnesio (Mg): Colabora en la formación de azúcares, siendo un componente esencial en el tejido vegetal.
  • Azufre (S): Aumenta su coloración verde. Actúa como fungicida al mezclarse con la cal.
  • Cinc (Zn): Elemento fundamental en la síntesis de proteínas y en el metabolismo del nitrógeno.
  • Hierro (Fe): Para el crecimiento de la planta es fundamental este elemento. Si escasea las zonas tienden a amarillear.
  • Manganeso (Mn): Mejora la fotosíntesis.

Los elementos principales que debe contener cualquier fertilizante y en su proporción serán, nitrógeno (N) 12%, fósforo (P) 11% y potasio (K) 18%. Estos tres elementos junto con zinc, manganeso, azufre magnesio, hierro y boro en cantidades más bajas consiguen aportar al césped natural de todos los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Abono complejo
Abono complejo

El fertilizante debe aplicarse durante la primavera, antes de comenzar el calor fuerte y el otoño, después de esos calores pero antes de comenzar el frío intenso. La cantidad a aplicar es muy importante a tener en cuenta, ya que una dosis baja no haría ningún efecto, pero una dosis alta provocaría grandes daños al césped.

Hay que tener especial cuidado que no se formen concentraciones de abono en un punto del jardín, ya que le produciría quemaduras al césped. La forma de aplicarlo puede ser de manera manual, repartiendo aleatoriamente el abono o con herramientas indicadas para ello. De una forma u otra, a continuación se regará bien el jardín para facilitar su disolución y correcta absorción.

No debemos realizar nunca la tarea de fertilizar con un césped mojado o húmedo, ya que produciríamos quemaduras a la planta. Se recomienda aplicar el fertilizante después de la siega.

Siempre debemos mantener unas mínimas condiciones de seguridad como son la utilización de métodos y prendas de protección, no abonar en caso de viento, evitar el contacto con la piel y limpiar los utensilios utilizados correctamente.

Abonos Tepes Julián
Abonos Tepes Julián

Se suelen realizar algunos errores a la hora de fertilizar el césped natural como son, una baja proporción de los nutrientes que necesita la planta, abonar el césped sólo en los casos de verle con mal aspecto, no regar lo suficiente después de abonar o no realizarlo de manera uniforme.

Si utilizamos los fertilizantes para el césped natural de una forma correcta, nuestro jardín se mantendrá siempre en perfectas condiciones.

Otros artículos de su interés:

Escarificado y aireado del césped

Ventajas del césped natural

Tipos de abonos-Ventajas de abonos complejos

Podemos clasificar los abonos como abonos simples y abonos compuestos. Éstos últimos lo podemos dividir entre abonos complejos y abonos de mezcla.

Una de las tareas que tenemos que realizar para mantener el césped natural en buen estado es nutrir al césped de abono, no un abono cualquiera. Veamos qué tipos de abonos existen y cuál es el más eficaz.

Por un lado, las abonos se clasifican en abonos simples, aquellos de sólo contienen un fertilizante principal (sólo nitrógeno, sólo fósforo o sólo potasio) y los abonos compuestos que son aquellos que contienen al menos dos de los nutrientes básicos (nitrógeno, fósforo y potasio). Si bien, dentro de los abonos compuestos se encuentran los abonos complejos y los abonos de mezcla o blending. Los abonos complejos son aquellos que se obtienen mediante reacción química de las materias primas que lo componen. Son los que más se utilizan por sus grandes ventajas.

Los fertilizantes NPK tienen una amplia oferta. Así, existen los NPK tipo 1 en la que todos sus nutrientes son asimilables por las plantas y, por otro lado, los NPK tipo 2 donde el fósforo que contiene es insoluble. Muchos fabricantes ofertan abonos completos tipo 2 a un precio más barato pero realmente no contiene las mismas características que las del tipo 1. Los del tipo 2 son de menor calidad y el fósforo insoluble no es asimilable por la

Tipos de abono-Ventajas de abonos complejos
Tipos de abono-Ventajas de abonos complejos

planta. Sin embargo, las del tipo 1 la infiltración en el suelo es rápida y es asimilable por la planta de una forma completa.

Los segundos son mezclas físicas de distintas materias primas, sin reacción química, pero también contiene al menos dos nutrientes principales en su composición. Cada gránulo contiene un nutriente, así en cada saco existen la mezcla de los tres nutrientes independientes.

Desde Tepes Julian recomendamos los abonos complejos porque contienen nutrientes 100% solubles y asimilables por los cultivos. Son los que dan máxima rentabilidad a las tierras y al césped natural. Además, tienen otras ventajas como que reducen costes de transporte y distribución por trabajar con cantidades menores de producto, cada gránulo facilita el aprovechamiento hacia la planta, permiten una distribución uniforme y evita la separación de los componentes durante la aplicación.

En resumen, debemos elegir aquel abono que mejor se adapte a nuestras tierras, aquel que nos proporcione un ahorro de costes y que nos simplifiquen las labores de trabajo.